¿Dispuesto a poner en marcha tu propio huerto? Puedes mejorar tu cosecha gracias a las plantas injertadas

El huerto es uno de estos entretenimientos productivos (no tengo de otro tipo) que tenía un poco abandonado últimamente pero que este año he decidido retomar con fuerza. En mi búsqueda por las materias primas necesarias para hacer mi pequeño rincón de las hortalizas me he encontrado con una novedad que no conocía: las plantas injertadas. Había oído hablar de esta técnica en árboles, pero no sabía que se podía hacer también en pequeñas hortalizas como tomates o sandías, mejorando con ello su producción y su resistencia a plagas.

carrot-1565597_1920

Hay veces que el paternalismo estatal (en este caso comunitario) va por el buen camino y conlleva avances en la investigación. Este ha sido el caso de la prohibición del uso del bromuro de metilo, un compuesto químico que se ha utilizado muchísimo para el control de plagas y que, además de contribuir a la destrucción de la capa de ozono, no están muy claros los efectos a largo plazo sobre la tierra misma. En todo caso, su inhalación es peligrosa y, como es inodoro hasta altas concentraciones, su uso debe ser muy controlado. Como podemos ver en la segunda página del artículo de Infoagro sobre este compuesto, hay muchas alternativas al uso del Bromometano, que van desde métodos físicos – como la rotación de cultivos o la utilización de sustratos artificiales, más fáciles de esterilizar, la siembra de cultivos verdes para fertilizar, el encharcamiento, la solarización (cubrir el suelo con un plástico de 4 a 6 semanas para aumentar la temperatura hasta matar los patógenos) o el vapor de agua-, hasta métodos químicos -pero que no suelen ser efectivos contra todos los patógenos y seguimos con el mismo problema de contaminación y falta de ecología- o el control biológico – con el que se utilizan unos microorganismos no dañinos para las plantas contra los que sí que las dañan.

plant-913348_1920

Pero entre todos estos métodos, de los que pienso hacer uso y ya os contaré qué tal, me han llamado mucho la atención las plantas injertadas, ya que, además de controlar las plagas, hará que nuestra cosecha sea más abundante, sobre todo cuando llevamos mucho tiempo plantando las mismas hortalizas en determinado terreno. Así que esto también lo contaré muy pronto, porque pienso utilizar tomates injertados para ver si mi cansada tierra (llevo casi 10 años plantando tomates en el mismo sitio) tiene más éxito este año. Sólo me falta saber con qué planta se injertan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s