Una embarazo ecológico

Cuando una está esperando unbebé es probablemente el mejor momento para volverse totalmente orgánica. Queremos que nuestro cuerpo y nuestro mundo sean los mejores para nuestro hijo y tenemos mucho más cuidado con lo que comemos, las cremas que nos echamos, el ejercicio que hacemos, la ropa que nos ponemos y hasta el aire que respiramos.

Desde antes de quedarse embarazada ya se pueden empezar a adoptar medidas sanas que repercutirán en la salud de la madre y del niño: aparte del ácido fólico o el yodo, que receta el ginecólogo y que se pueden encontrar en alternativas mas naturales, como los que comercializan Soria Natural, (aquí está el enlace del yodo), los cuidados durante el embarazo van desde el cabello hasta la salud de los pies.

Un pelo bonito

Uno de los primeros indicadores del estado hormonal es el pelo. En mi caso, durante el embarazo dejó de caérseme (en periodos normales soy como un perrillo que pierde razonables cantidades en cada peinado) para hacerlo de forma descontrolada tras el parto (ahora soy como un perro de lanas que va dejando matas en cada esquina). En el periodo gestacional es normal que tenga más fuerza, más brillo y más volumen, al mismo tiempo que se engrasa menos que en circunstancias normales, por lo que se pueden empezar a usar champús menos agresivos y, por qué no, más respetuosos, que permitan evitar el uso de plásticos, como el champú sólido de Mu’tú, a cuyo uso dedicó un post muy interesante Nonoa.

Cuida tu piel en esta época tan especial

Si, en el embarazo la piel del vientre (y también del trasero, sorry) se estira hasta puntos insospechados, por lo que es muy importante prepararla con una hidratación especial, como la que ofrecen los productos de la gama 9 meses de Weleda, entre los que encontramos un aceite de almendra para las estrías y otro otro para el masaje del perineo.

Somos lo que comemos

Como ya he apuntado al principio, el ginecólogo receta complementos cuya ingesta es muy importante en esta época, pero la alimentación hay que cuidarla de manera especial durante estos 9 meses de espera. Algunos de los consejos más importantes a seguir son:

Llegar a las 4 porciones de calcio al día, no sólo con productos lácteos, los frutos secos, como las almendras o las nueces también tienen un importante contenido, así como las naranjas, la piña o las verduras de hoja verde.

Beber mucho líquido. Una buena manera de conseguirlo es llevar siempre una botella de agua, para tenerlo más fácil y recordarlo.

Aumentar el consumo de fibra. En estos 9 meses todos los intestinos cambian de lugar, van dejando espacio al feto y a los pobres les cuesta funcionar bien, así que hay que procurar facilitarles la tarea con alimentos integrales que, además, son mucho más nutritivos.

Mens sana in corpore sano

El deporte moderado es primordial para preparar el cuerpo para el momento del parto. Reforzar el suelo pélvico mediante paseos y ejercicios específicos facilita en gran medida la llegada del bebé. Además, el resto del cuerpo necesita un refuerzo durante el embarazo, para evitar ciáticas, dolores de espalda y tirones musculares hay ejercicios maravillosos que harán que te sientas mejor, en webs como BabyCenter tienes una serie de rutinas adaptadas a cada trimestre.

Espero que estos pequeños consejos te ayuden a pasar lo mejor posible esta etapa de tu vida, porque tras el sueño, los cambios, los dolores y todo lo demás, es uno de los momentos más bonitos de la vida ¡y lo que viene después es aún mejor! 🙂

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s